Patagonia y Tierra del Fuego

Una vez pasado El Bolsón nos enfrentábamos a una de las grandes etapas sin nada que visitar, y cuando digo nada es NADA, (excepto Guanacos claro, de éstos hay muchos!) desde ahí hasta El Chaltén (1260km) solo encontramos 3 pueblecitos, Tecka, Rio Mayo y Tres Lagos, en los cuales al menos pudimos repostar combustible… 

El paisaje muy desértico y monótono lejos de ser aburrido, es impresionante! Hay momentos en los que creíamos estar en otro planeta, formaciones rocosas extrañas, socavones enormes en medio de la nada, arbustos en forma redonda que parecen setas gigantes y un cielo espectacular!! Al estar en una planicie tan grande el cielo se ve inmenso y muy cerca y te hace recordar lo pequeños que somos y lo impresionante que es el universo. Mucha parte de este tramo de la ruta 40 no está pavimentado y después de las últimas lluvias digamos que no estaba en las mejores condiciones… pero Cactus se lo pasó bomba circulando por allí!

 

Y después de tantos quilómetros en la nada de repente cambias la dirección, te encaminas hacia el oeste y allí ves resaltar la cordillera de los Andes. Nuestra llegada a El Chaltén fue una de las mejores cosas de este viaje, ir acercándote a esas montañas enormes presididas por el Fitz Roy (3405m), hasta llegar allí, a un pueblecito pequeño pero encantador, situado a los pies de todas esas montañas. La lástima fue que solo ese día el tiempo nos acompañó y ninguno de los siguientes 3 días que nos quedamos allí volvimos a verlo. Hicimos la caminata al Fitz Roy y solo vimos nubes… y también fuimos en barquito por el lago Viedma para acercarnos al glaciar con el mismo nombre pero no pudimos llegar por culpa del viento… Otro tema que tuvimos que resolver fue un ruido nuevo que escuchamos en Cactus, pensábamos que el 4×4 se había quedado bloqueado y no podíamos desactivarlo, así que para evitar daños desmontamos el palier que va desde la reductora hasta el diferencial delantero hasta que pudiéramos revisarlo en un mecánico. Así que con un poco de mal sabor en la boca seguimos nuestra ruta al sur, el miedo al mal tiempo nos perseguía y queríamos llegar lo antes posible a Ushuaia.

 

La siguiente parada fue Rio Gallegos, donde tuvimos el placer de encontrarnos a los Trailsurfers! Ellos son una pareja de alemanes viajando en un vehículo como el nuestro! Y con los cuales hemos estado en contacto desde que nos compramos a Cactus y a los cuales estamos muy muy agradecidos por sus consejos, recomendaciones y ayuda. Os recomiendo que echéis una ojeada a su blog www.trailsurfers.net

En esta ocasión los chicos estuvieron revisando el tema del 4×4, que nos pensábamos que estaba roto desde el gran tramo de ripio, después de casi cambiar el diferencial y la reductora llegaron a la conclusión de que los ruidos que hace son normales. Cuando el vehículo esta frio los engranajes no están lo suficientemente engrasados y el movimiento genera un ruido, pero éste desaparece cuando todo está caliente.

Desde Rio gallegos fuimos a Punta Loyola, donde visitamos el barco Marjorie Glen que naufragó en 1911, después de incendiarse, en la playa de este lugar. Y cerca de allí también visitamos el cabo Vírgenes y su pingüinera, donde pudimos ver a cientos de pingüinos magallánicos en su hábitat natural y aprendimos mucho sobre ellos gracias a Gonzalo y el resto de guardaparques. Eso sí, la noche que pasamos allí fue hasta ahora la peor del viaje!! Con unos vientos de unos 130km/h Cactus no paraba de balancearse y era imposible dormir, por el ruido, el movimiento y el miedo a que se rompiera algo!!

Click aquí para ver más fotos de la Patagonia

 


 

La isla grande de Tierra del fuego está repartida entre Argentina y Chile, y aunque la mayor parte o la más turística pertenece a Argentina, para entrar por vía terrestre hay que pasar por Chile, pasando las correspondientes fronteras cada vez… Así que pasamos la frontera con Chile, pocos kilómetros después tomamos el ferri hacía la isla y unos 100 kilómetros después pasamos la frontera con Argentina por el paso de San Sebastián. De allí seguimos bajando hasta Rio Grande donde hicimos noche y al día siguiente por fin llegábamos al fin del mundo!

 

La famosa Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, una ciudad pintoresca, con típicas casitas de chapa, coloridas y con tejados muy pronunciados, con una parte muy turística y comercial y con un gran puerto que les comunica con el resto del mundo y desde el cual se puede acceder a la Antártica. Después de unos 9000 kilómetros lo habíamos conseguido, así que nos relajamos y disfrutamos de este lugar durante 1 semana. Visitamos el parque nacional de tierra del fuego donde disfrutamos de bellos paisajes otoñales y pequeñas caminatas llegando a bonitos embarcaderos y también aprendimos sobre los castores y sobre el mal que esta especie no autóctona está haciendo en los bosques. Otro día realizamos el trekking hasta el glaciar Martial con la grata compañía de Janine y David, unos amigos suizos con los que vamos coincidiendo desde cabo Vírgenes. Y para acabar conducimos la ruta J que cruza por las estancias Harverton y Moat y acaba en un cuartel militar desde el cual ya no se puede continuar, es realmente el fin!! Los paisajes fueron increíbles, de naturaleza pura, virgen,  imperturbable… el día también acompaño y disfrutamos de un atardecer único…

 

A la vuelta nos hablaron sobre otro paso fronterizo no muy conocido, el paso Bellavista, y como nos gusta la aventura para allá que fuimos! Durante el recorrido los paisajes también fueron muy lindos y volvimos a tener esa sensación de estar solos en el mundo… Al llegar a el paso sorprendimos a los funcionarios con nuestra visita, los cuales salieron de su casa para atendernos (parece que hacía mucho tiempo que no pasaba nadie por aquí). Cruzamos un pequeño puente sobre un rio y ya estábamos de nuevo en Chile. Condujimos hasta el parque Pingüino Rey, donde hicimos noche y al día siguiente pudimos ver a estos increíbles pingüinos! Los cuales son mucho más grandes que los pingüinos de Magallanes y se caracterizan por sus manchas naranjas a los lados del cuello. Después de la visita tomamos un ferri desde Porvenir hasta Punta Arenas, así que dejamos atrás a tierra del fuego y empezamos la ruta dirección norte!

Click aquí para ver más fotos de Tierra del fuego

 

No sé si alguien se habrá dado cuenta pero nos dejamos un gran atractivo de la Patagonia por visitar, el glaciar Perito Moreno. Decidimos posponer la visita ya que el tiempo estaba siendo muy malo, nos dijeron que en Abril hay más días soleados y menos niebla, así que lo visitaremos el próximo mes!

Deja un comentario