Etapa 8. Perú

Perú no sólo es el Machu Picchu y los incas, durante las 8 semanas que hemos pasado en este país hemos conocido y aprendido infinidad de cosas.

La ruta empezó en la región de Puno, después de entrar por la frontera de Desagüadero rodeando el lago Titicaca. Por aquel entonces estábamos enfermos con una especie de gastroenteritis, la cuál nos duró bastante tiempo y a la cual llamamos “la maldición peruana” y por eso no visitamos nada de la zona sino que condujimos bastante rápido hasta llegar a Cusco, donde pudimos descansar un par de días antes del reencuentro con mis padres! Estos vinieron a visitarnos durante 2 semanas, nos alegramos mucho de verlos, con la tontería ya hacia 8 meses que no nos veíamos las caras!

Para hablar de Cusco necesitaría casi escribir un libro… hay muchísimos atractivos turísticos, ya que fue la capital de la civilización Inca. Solo en la ciudad hay 11 iglesias y debajo de cada una de ellas había un templo Inca que fue destruido con la colonización española 🙁

A pesar de que muchos templos fueron destruidos aún quedan muchas ruinas en toda la zona de Cusco y del Valle Sagrado. Existe un ticket llamado “Boleto turístico ” que te permite el acceso a 16 de estos lugares y cuesta 130 soles (30 euros aprox). Y la cosa esta tan bien montada para el negocio que prácticamente te obligan a comprarlo, porque no se pueden comprar entradas individuales para cada uno de los sitios, como mínimo, tienes que comprar paquetes de 4 lugares ya establecidos y si solo quieres visitar dos pero de distintos paquetes? Pues te aguantas y pagas el pack completo, como hicimos nosotros…. De todos estos lugares personalmente destacaría dos, el templo Saqsayhuaman, con una gran triple muralla construida con enormes piedras y las ruinas de Pisac donde al lado del pueblo aún se pueden ver construcciones agrícolas en forma redondeada, como de anfiteatro.

En algún momento del viaje nos planteamos si valía la pena visitar el Machu Picchu o no debido al gran circo turístico que hay montado alrededor. Ahora con mis padres aquí, estaba claro que teníamos que verlo! Quedamos muy contentos con la decisión a pesar de todo el lío que conlleva… Si estáis pensando en visitarlo y necesitáis información sobre como hacerlo os recomiendo que leáis esta otra entrada Información práctica sobre el MachuPicchu.

El Machu Picchu es una enorme ciudad de piedra construida por los Incas en el siglo XIV y esta rodeada de un espectáculo de montañas repletas de vegetación. La ciudadela se conserva casi intacta debido a su ubicación en medio de las montañas lo que hizo que los colonizadores no la encontraran nunca. Hay dos tipos de edificación, los templos, lugares sagrados y casas de gobernantes están construidas con enormes piedras encajadas en ángulos rectos y las casas “normales” son de piedras más pequeñas unidas con barro. Todos los tejados eran de paja por eso ya no queda ni rastro de ellos. Durante nuestra visita nos llovió, estuvo nublado, hizo sol e incluso salió el arcoiris!

Aquí puedes ver más fotos de la ruta del Titicaca al Machupicchu.

 

Desde Cusco cruzamos la cordillera de los Andes en una dura etapa de tres días hasta llegar a Nazca. Allí visitamos las misteriosas Líneas de Nazca, unas lineas dibujadas en la tierra con diferentes formas solo visibles desde el aire. Los geoglifos los dibujó la cultura Nazca se calcula entre los años 100 y 600 d.C. Como y porque las hicieron sigue siendo un misterio…. pero la experiencia fue muy buena y divertida, nunca antes nos habíamos subido en una avioneta! 

Desde Nazca continuamos hasta Ica, una ciudad bastante grande donde pudimos abastecernos en un supermercado y después fuimos hasta el oasis de Huacachina. Éste es un pueblecito de ensueño rodeado de enormes dunas de fina arena, en el centro del cual hay un tranquilo lago, rodeado de palmeras, casitas y hoteles muy lindos. Nos alojamos en uno de ellos, con un jardín precioso y con piscina! Subimos a las dunas en buggi y hicimos Sandboard! 

De allí seguimos la ruta hacia el norte por la costa, la siguiente parada fue Paracas. Allí visitamos el parque nacional de Paracas, y dentro de éste las islas Ballestas. Vimos desiertos coloridos, playas enormes, formaciones rocosas, aves, muchísimas aves, lobos marinos y algún pingüino. En esta zona de Perú el mar es muy rico en fito y zoo planckton y esto hace que aumente la presencia de peces y en consecuencia de aves. Nunca en mi vida había visto tantos pájaros juntos como vi en las islas Ballestas, fue increíble!

Aquí puedes ver más fotos del sur de Perú.

 

Llegamos a Lima después de varios intentos de visitar las playas del sur, hay lugares bonitos pero todos estaban fuera de temporada (medio abandonados) y además el tiempo no acompañaba nada…

Visitamos el centro de Lima, los barrios de Miraflores y Barranco y hicimos parte de la Ruta del Pisco, dentro de la cual cabe destacar el hotel Maury, donde se preparó el primer Pisco Sour de la historia en 1837. 

Despedimos a la familia y antes de seguir la ruta hacia el norte conocimos a Alfieri, un hombre que se compró una VW LT 40 4×4 hace unos meses, que casualidad! Estuvimos en el taller Fire Wheels, donde él trabaja, revisando unas cosas de Cactus y pasando la maldición peruana… después de muchos médicos y remedios naturales aún seguíamos enfermos! Antibióticos, anti diarréicos, ajo crudo en ayunas, clavo de olor, bicarbonato… ya no sabíamos que hacer! Desgraciadamente pasamos el cumpleaños de Jose en el taller y nos tocó brindar con antiparasitario! Jajaja… lo único que nos faltaba por probar…

 

Cambiamos nuestra ruta hacia el norte debido a la enfermedad, lo último que necesitábamos era volver a sufrir mal de altura… Nos perdimos la cordillera blanca que dicen que son las montañas más bonitas de Perú pero en su lugar descubrimos sitios arqueológicos a cada cual más interesante. Podéis leer más sobre esto en la entrada Sitios arqueológicos del litoral peruano.

Llegamos a Piura, la primera de las zonas de playa del norte peruano, donde brilla el sol y hace calorcito incluso en estas épocas (aquí esta empezando la primavera). La primera playa que visitamos fue Colan, donde pasamos un par de días y conocimos a Martín, un hombre muy amable que nos ayudó en todo lo que pudo y nos puso en contacto con Jimmy, al cual visitamos después en Sullana. Éste también nos recibió y ayudó con los brazos abiertos. Además es corredor de rally y el año que viene debutará en el rally Dakar, así que fue un honor conocerlo! 🙂

 

Luego llegamos a la playa de los Órganos donde haríamos una de las cosas más espectaculares del viaje junto a Lidia y Javi de Vantravellers. Contratamos un tour de avistamiento de ballenas durante el cual alucinamos!! Vimos delfines, lobos de mar, aves y ballenas enormes saltando a pocos metros de distancia! En el bote nos acompañaban además de otros turistas, el capitán y dos biólogos, los cuáles nos explicaron muchas cosas. Las ballenas pasan por delante de la costa peruana en esta época del año porque están volviendo de la aguas cálidas de Centroamérica, donde se aparean y tienen a sus crías, y se dirigen hacia la Antártida, lugar donde viven habitualmente. Las madres siempre acompañan a sus crías durante todo el trayecto, en cambio los padres no, lo que sí que se observa en ocasiones son ballenas macho a las cuales los expertos denominan escoltas, que las acompañan durante parte de su trayecto.

Durante los días que pasamos en Órganos disfrutamos del mar, del sol y de la buena compañía, se nos sumaron 3simpeslocos y Logoali. Nadamos con tortugas, pescamos, hicimos yoga, barbacoas y mojitos 🙂 que más se puede pedir?!

Continuamos norte y nos instalamos en Máncora, la más turística de las playas del norte. Estuvimos muy cómodos y tranquilos durante aproximadamente las 2 semanas que pasamos allí, descansando, tomando el sol, comiendo pescado y marisco fresco, paseando por la playa e intentando hacer surf! (no se nos da muy bien 🙁 ) Además nos reencontramos con grandes amigos viajeros como Marce y Carlos de Travelcafeespecialcolombia y Walter con su camión Trusty. También conocimos a otros viajeros chilenos, argentinos y uruguayos y pasamos buenos momentos todos juntos, la familia viajera.

Por último paramos en el camping SwissWassi (Tumbes) en un lugar precioso a pie de playa y con todas las comodidades. Aprovechamos el tiempo allí para limpiar a Cactus, lavar sábanas, edredones y cortinas y trabajar en la web… También disfrutamos de la playa y de los riquísimos cocos! Y desde allí realizamos una excursión a los baños de barro del Hervidero, donde vivimos una experiencia inolvidable, la de retozar en el barro cual cochino! Jajaja..

Aquí puedes ver más fotos de Lima y el norte de Perú.

 

RESUMEN

Bebida típica: Pisco Sour (pisco con limón y clara de huevo)

Comida típica: Ceviche (pescado crudo macerado con limón)

Medio transporte: Mototaxi

Lo que odiamos: Tráfico y las bocinas (no saben conducir!)

Curiosidades: solo nos llovió un día y fue cuando subimos al MachuPicchu 

 

Tiempo viaje: 56 días

Kilómetros recorridos: 3.800km

 

2 comments

Alucinante, cuantas fotos bonitas y cuanta informacion, gracias por hacernos participes de ello.

Gracias Teo!

Deja un comentario