Etapa 5. Chile


Llegamos a Punta Arenas en ferry desde Tierra del Fuego y nos instalamos en el parquing del puerto, el cual se convertiría en nuestra casa durante una semana! No vimos mucho de la ciudad aparte de sus tiendas, llevábamos tiempo buscando algunas cositas para Cactus y en la zona franca de esta ciudad encontramos de todo! En comparación con Argentina las cosas aquí son muy baratas! También encontramos a un especialista en inyectores de Bosch service, Juan Frochoso y aprovechamos para cambiarlos. Hemos reducido el consumo de 20 a 15 litros a los 100km 🙂

Además de las compras, durante nuestros días aquí formamos una gran familia viajera, junto a Neill, un americano viajando en una VW T2 junto a su perrito Harley, Hannah y Hamish viajando en un Mowag y Anthea y Mike viajando en un Pathfinder. Compartimos buenos momentos y disfrutamos de ricos asados!

De allí seguimos hasta la bonita ciudad de Puerto Natales y visitamos las Torres del Paine, un lugar mágico! Estubimos 4 dias en el parque y tuvimos un tiempo espectacular, todos los días brilló el sol y no hizo nada de viento, aunque las noches fueron muy frias (hasta 0ºC) pero la calefacción de Cactus funcionó de maravilla 🙂 La ruta más famosa del parque es una con forma de W, para realizarla es necesario dormir en tienda varios días y como no nos apetecia mucho con las temperaturas que teníamos… nosotros solo hicimos 2 trekkings, los dos extremos de la W.

El primero fue el sendero que va hasta el Glaciar Grey. Éste glaciar forma parte de los Campos de Hielo Sur y su masa de hielo mide 6 kilómetros de ancho y más de 30 metros de altura y esta dividido en dos frentes. Aunque no es de los más altos es de los más extensos con aproximadamente 270 km² de superficie total.

El otro sendero que hicimos es el más famoso de los trekkings del parque, el que va hasta la base de las Torres del Paine, fue bastante duro, son 18 km de recorrido y 700 metros de desnivel, pero valió la pena! Cuando llegamos allí arriba pareció que se parara el tiempo delante de esas gigantes torres imperturbables al paso de los años y las inclemencias del tiempo. No hay palabras para describir la belleza de ese lugar y lo que te hace sentir. Las Torres están formadas de granito y las montañas de alrededor son roca sedimentaria.Delante de éstas hay una laguna azul turquesa en la cual se refleja toda esta belleza.

El National Geoghraphic nombro a este parque como “el quinto lugar más hermoso del mundo” y otras fuentes también hablan de él como “la octava maravilla del mundo”.

En este punto del viaje estabamos muy felices y nos sentiamos muy afortunados de haber visitado este lugar.

Aquí más fotos de la Patagonia Chilena


En este punto para seguir dirección norte por Chile hay dos opciones o tomar un ferry y navegar por los fiordos o volver a entrar a Argentina y conducir hasta el paso Roballos (el más al sur) o el paso de Chile Chico. Nosotros optamos por cruzar por Roballos para ver el máximo de la Carretera Austral, el ferry hubiese sido impresionante pero a parte de que se salía de presupuesto aún nos faltaba por ver el más famoso de los glaciares, el glaciar Perito Moreno de Argentina. Durante nuestra visita a El Calafate donde dormimos antes de la visita al glaciar, adoptamos a Perito! un precioso perro callejero que ahora ya es parte de nuestra familia. 

La parte argentina del paso Roballos esta compuesta por paisajes áridos típicos de la Patagonia de este país pero no tan planos como de costumbre sino con montañas rocosas algunas rojizas y valles enormes llenos de nada… A la frontera llegamos de noche, la cruzamos (por primera vez con Perito) sin problemas y paramos pocos quilómetros después en una zona de acampada. Al despertar cual fue nuestra sorpresa al ver que las montañas que nos rodeaban ya no eran áridas sino que eran verdes, rojas y amarillas, todo estaba repleto de árboles y vegetación! Estabamos en pleno Parque Patagonia, precioso lugar para pasar el dia de mi cumpleaños 🙂

La Carretera Austral nos estaba enamorando y parecía que habiamos elegido (por causalidad) la mejor época para visitar esta zona, el otoño nos estaba regalando una infinidad de colores!! Disfrutamos de la belleza del rio Baker, a orillas del cual paramos a descansar y conocimos a Pali, un chico chileno de vacaciones en casilla rodante y a Cedric, Emma y Marie, 3 mochileros franceses. Pasamos una bonita tarde y noche todos juntos, en la cual incluso sople las velas! 🙂

Seguimos dirección norte y paramos en el inmenso lago General Carrera donde visitamos sus formaciones de mármol, las grutas, la catedral y la capilla. Otra de las maravillas de la naturaleza… Después continuamos muy despacio la ruta pasando por Cerro Castillo, Coyaique y el parque nacional Queulat. A partir de ese punto el tiempo cambió y no paró de llover durante toda la ruta. No pudimos ver los ventisqueros colgantes pero vimos cientos de cascadas y ríos, la fuerza del agua abriéndose paso por todos los rincones de este paisaje selvático.

Dejando de lado la belleza de este lugar tenemos que avisar de que no es una ruta fácil, el 75% de ésta es tierra o ripio como le llaman aquí, sin un vehículo 4×4 hay que ser muy valiente para recorrerla. Nosotros hicimos 1000 km desde que entramos por paso Roballos y de media unos 100km al día, y Cactus sufrió bastante…

Acabamos esta etapa muy cansados y desanimados por culpa de los nuevos problemas mecánicos. Una aspa del ventilador refrigerante rota, el cuenta revoluciones fuera de servicio, un ruido cada vez más fuerte en el cardan y alguna fuga de agua en la parte de atras de Cactus…

Aquí más fotos de la Ruta 7 o Carretera Austral.


La tercera etapa comenzó en Puerto Montt donde después de agarrar un par de ferrys la carretera austral llega a su fin. Pensabamos que en esta ciudad ibamos a encontrar la solución a todos los problemas de Cactus pero no fue así, en nuestra búsqueda de repuestos conocimos a Felipe y a su encantadora familia, que nos ayudó en lo que pudo y nos invitó a su casa a saborear un plato típico de la zona, el curanto. Gracias por todo a Hanna y Felipe!

Después de un par de días en esta ciudad llegaron visitas! La familia de Jose vino a vernos dispuesta a recorrer con nosotros la ruta de los lagos y volcanes de Chile.

Empezamos en Puerto Varas desde donde visitamos el volcán Osorno y  los Saltos del Petrohue, que son unas cascadas muy bonitas dentro del parque nacional Vicente Perez Rosales. También hicimos un trekking (bajo la lluvia), en el parque nacional Alerce costero, hasta llegar a  contemplar el alerce milenario, un árbol enorme que tiene más de 3000 años de vida.

Luego continuamos hasta el lago Puyehue, donde gracias a Raul (dueño de la cabaña donde nos alojábamos) dimos un paseo en barquito y contemplamos los volcanes que rodean este lugar, el volcán Puyehue, el volcán Casablanca y el volcán Puntiagudo. Debido al mal tiempo no hicimos ninguna excursión por el bosque, en vez de eso nos relajamos en las calientes aguas termales de las termas de Puyehue.

De ahí seguimos al norte hasta Pucon, una ciudad muy bonita situada en un lugar precioso entre el lago y el volcán Villarica. Aprovechando casi el primer día de sol del viaje algunos de nosotros nos atrevimos a hacer el ascenso al volcán o por lo menos intentarlo… solo Jose logró subir hasta el cráter. Este volcán mide 2847m de altura y es uno de los más activos de Sudámerica.

Aquí más fotos de la ruta de los lagos.


Después de Pucon hicimos una larga etapa de conducción únicamente parando en un par de sitios a dormir pero no hicimos turismo, lo único remarcable nos ocurrió en Curicó donde el dueño de las cabañas donde dormimos nos sorprendió tocando la guitarra y cantando canciones preciosas mientras desayunábamos. Gracias por ese buen rato Guillermo!

Y el último fin de semana en familia lo pasamos en Valparaiso y Viña del Mar. Valparaiso es una ciudad única! es una ciudad desordenada, construida sobre los cerros, y con vistas al mar desde todos los rincones. Cada casa tiene su propio estilo y su color y sus calles estan repletas de arte, desde grafittis enormes hasta casas rehabilitadas con talleres o  teatros. Debido a las grandes pendientes de la ciudad existen los famosos ascensores que son como funiculares que te llevan de zonas bajas a altas y viceversa. Viña del Mar no nos gustó tanto aunque tubimos una sorpresa bien agradable a orillas del mar donde vimos pelícanos y lobos de mar!

Aquí más fotos de Valparaiso y Viña del Mar.

 

Y ahora llevamos ya una semana en Santiago reparando cosas… Esto también forma parte del viaje dicen… pero hay momentos en los que nos peleamos, estamos cansados, tenemos frio, llueve y no tenemos más ganas de trabajar en Cactus!

Eso sí, hemos conocido a grandes personas aquí, las cuáles nos estan ayudando en todo lo que pueden. Gracias a J por dejarnos estar unos dias en su taller y a Fabian por llevarnos a todas las tiendas de respuestos… Y gracias al club de VW T3 que nos invitaron a pasar un fin de semana en la playa en el que pudimos desconectar e hicimos grandes amigos. Gracias a Alejandro por dejarnos acampar en su precioso “camping” en Pirque y gracias a Carlos y su familia con los que ahora mismo estamos delante de su casa en Santiago.

 

1 comentario en “Etapa 5. Chile

  1. Precioso reportaje Cristina, gracias por esos 15 dias en familia y todos estos problemillas son consecuencia del viaje. No os desanimeis poco a poco todo se ira solucionando, lo importante es la gente buena que estais conociendo y os esta ayudando ha hacer vuestro sueño realidad.😙

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Enjoy this blog? Please spread the word :)

A %d blogueros les gusta esto: