Restaurando a Cactus

Recta final

Este último mes hemos tenido bastantes problemas…

La instalación del gas no era estanca, así que desmontamos el calentador, cambiamos algunas piezas y lo llevamos a una tienda especialista a que lo revisaran, todo estaba en orden, nos dieron un par de consejos sobre el montaje y voilà.. ahora funciona a la perfección y sin ninguna pérdida de gas.

El parabrisas delantero se rompió unas dos semanas después de que lo hubiéramos conseguido montar después de pintar la furgo… puede ser debido a que lo sellamos con silicona demasiado pronto cuando aún no se había asentado en su lugar. Compramos un parabrisas nuevo y despúes de unas 5 horas de trabajo lo forzamos demasiado y catacrack… otro parabrisas roto! 🙁

Y como se suele decir, a la tercera va la vencida! así que no nos rendimos, compramos otro y esta vez si lo montamos correctamente y sin romper! Este tema la verdad es que se merece una entrada propia, más adelante la haré, para explicaros todo el trabajo y todos los trucos que hay que saber para montar correctamente un parabrisas de estos antiguos que van con una goma y no pegados como en los coches actuales.

A parte de estos “incidentes” aún nos quedaban muchas cosas por hacer!

El portaequipajes o baca, lo compramos de segunda mano y tuvimos que adaptarlo a nuestra furgoneta, cortar barras que coincidían con las ventanas del techo, lijarlo y pintarlo con pintura antioxido. Además tuvimos que pensar una manera para fijarlo al techo, nos decidimos por usar perfiles de aluminio (como los que usamos en el interior). Así que hubo que fijar los perfiles al techo haciendo agujeros en este, atornillando desde dentro y aislando con sika flex. Y luego hubo que fijar el portaequipajes a los perfiles de aluminio con una especie de bridas metálicas.

Una vez montada la baca ya podíamos cerrar el techo interior, en el cual aún no había nada aparte de aislamiento. Compramos unas tiras de un material bastante flexible de manera que pudiera adaptarse a las esquinas redondeadas entre techo y pared, las forramos de blanco y las atornillamos a las barras que dan la estructura de la furgo. Hicimos tiras bastante pequeñas en vez de solo 2 trozos grandes primero porque son mucho más fáciles de manejar y segundo por si alguna vez hay algún problema o queremos cambiar alguna conexión o lo que sea, no hará falta desmontar todo el techo sino solo un trozo. A la vez que hicimos esto también instalamos las luces. Y este fue el resultado.

También fijamos el tanque del agua, al cual le hemos cambiado la posición, ya que cuando compramos la furgo estaba vertical y ahora lo hemos colocado en horizontal y aunque quizás perdemos algún litro de agua hemos ganado mucho espacio! Y añadimos una cajonera encima del tanque.

Y por fin montamos la cama y el sofá! yo empecé a decorar nuestra nueva casita y Jose estuvo poniendo a punto el motor, arreglando los frenos y montando las placas solares.

Hace dos días recibimos un mensaje de que el barco partira una semana más tarde, así que hemos ganado un par de días, lo cual nos viene genial para dejar lista a Cactus 🙂

El viernes a partir de las 16h haremos la presentación oficial para todo el que quiera verla acabada! estaremos en el patio lateral de nuestra casa aguantando el frío con glühwein 😉

Posted by cactusontheroad in Preparativos, Restaurando a Cactus, 0 comments

Últimos avances

Después de pintar la furgoneta empezamos a reconstruir el interior, lo único que teníamos era el suelo y el aislamiento.

Empezamos con la cama, la estructura anterior estaba hecha con listones de madera, los cuales se habían doblado con el paso del tiempo, así que descartamos la opción de montarlos igual, y nos decidimos por perfiles de aluminio.

Con éstos perfiles también hemos fijado la plataforma donde va el calentador de agua.

Y los cables que antes pasaban por el suelo ahora están unidos a estos perfiles de aluminio, con lo cual queda todo más ordenado y ganamos espacio.

La cocina: aprovechamos el mueble (estructura) que ya teníamos igual que la cajonera, la cual esta nueva. Eso sí, repintamos el mueble de color blanco y cambiamos la mesa que estaba vieja y fea.

Instalación del lavabo.

Instalación del agua y el gas.

Instalación eléctrica. Aquí también hemos cambiado la distribución de las cosas. Antes estaba todo repartido en 3 paredes y era un poco caótico, ya que las baterías estaban también en diferentes sitios de la parte de atrás y estaba todo lleno de cables. Ahora se concentra toda la instalación en una pared, a la cual tenemos acceso desde el exterior de la furgoneta, con una trampilla lateral.

Nevera, armarios y paredes…

Y ahora antes de montar el techo interior, hay que montar el portaequipajes! otro reto bastante complicado!!

 

 

Posted by cactusontheroad in Restaurando a Cactus, 0 comments

Cactus va tomando color

Quitar la silicona de la furgoneta fue un trabajo horrible! Probamos con la radial y con el taladro y ninguna de las dos fue una buena idea, ya que son máquinas demasiado agresivas y lo quitaban todo, no solo la silicona, dejando la chapa a la vista y sin protección. El mejor método que encontramos fue a mano, usando un liquido súper toxico para eliminar silicona y rascando con espátulas, cepillos de púas metálicas, cepillos de alambre o estropajos de níquel…

Al final con la ayuda de familiares, amigos, conocidos, y gente maja que se ofreció a ayudarnos, lo conseguimos!

El siguiente paso fue quitar la antigua silicona sellante que estaba en la canaleta de unión entre la carrocería y el techo de fibra y dejar la zona lo más limpia posible para luego sellarla de nuevo con Sikaflex 521 UV.

Luego lijamos con papel del 60 al 120, limpiamos con agua y jabón y luego con disolvente y a pintar! Le dimos 2 capas con pintura Branto 3&1.

Ahora nos enfrentábamos a la carrocería, a mi (Cristina) se me paso por la cabeza que podríamos pintar sin desmontarlo todo pero hubiese sido una cutrada y ya suficiente cutrada íbamos a hacer pintando a rodillo :-O  Así que desmontamos luces, manetas, puertas y todas las ventanas! Nunca había quitado una luna frontal y con un par de truquitos de profi es más fácil de lo que parece 🙂

Una vez desmontado todo, lijamos, limpiamos y pintamos 2 capas con Branto 3&1 anti óxido.Y éste es el resultado, de cutrada nada! Es una obra maestra! Y lo más importante hecha con mucho amor 😉

Parece todo muy fácil aquí escrito, pero la verdad es que han sido muchas semanas de duro trabajo, y lo peor de todo, es que aún hay mucho por hacer..

Posted by cactusontheroad in Restaurando a Cactus, 2 comments

Cactus “under construction”

Esta es la primera entrada de nuestro blog y en ella queremos explicaros “el fregaó” en el que nos hemos metido desde que compramos a Cactus.

Cactus es una VW LT 40 4×4 del 1987, así que tiene unos cuantos kilómetros y viajes a sus cuestas…

La compramos totalmente preparada para viajar, con placas solares, 2 baterías extras, transformador de 12 a 220v, toda la instalación eléctrica necesaria, calentador de agua, calefacción, WC, ducha, nevera, cocina, instalación del gas…

No nos acababan de gustar los acabados interiores y además tenía un olor un poco raro a humedad, después de un mes de locura desmontándolo todo, y cuando digo todo es todo! descubrimos que entre la carrocería y los paneles del suelo había agua estancada! la cual además de causar el mal olor estaba empezando a oxidar la chapa…

Lijamos todo el suelo para eliminar restos del pegamento anterior y algunos puntos con principios de oxidación de las paredes, pintamos dos capas con Branto 3&1, aislamos con Armaflex de 1mm y panelamos con listones de madera de 12mm. Al usar estos paneles (más finos que los que habían antes) bajamos algo de peso, lo cual siempre es bueno teniendo en cuenta que no debemos superar las 3,5 toneladas y la furgoneta vacía pesa 3 toneladas! Pero os recomendamos usar más grosor tanto del Armaflex como de los paneles de maderas, dan más estabilidad. También aprovechamos para eliminar el hueco de las ruedas gemelas y ganar algo de espacio interior.

En las paredes y el techo aprovechamos el Armaflex que ya teníamos y estaba en muy buen estado, lo adaptamos un poco mejor a las medidas que necesitábamos, y lo pegamos con una cola de contacto que no funciono muy bien, además la ley de la gravedad jugaba en nuestra contra en los trozos del techo y fue una tarea muuuuy entretenida. Una vez conseguido pegamos encima del Armaflex poliespan de 40 y 20mm dependiendo de la zona, con el objetivo de rellenar las paredes y dejarlas a un mismo nivel para que luego el panelado fuera más fácil.

El exterior tampoco nos gustaba, tanto el techo como la parte trasera de los laterales estaba recubierta de una especie de silicona gris para proteger y impermeabilizar la furgoneta, a nuestro parecer una chapucilla para tapar algún que otro fallo debido a los achaques de la edad, pero nada grave 😉

Así que en el próximo capitulo vamos a rascar toda esta silicona y repintar la furgoneta, desearnos suerte!

Posted by cactusontheroad in Restaurando a Cactus, 0 comments